• En cuarentena la fauna local se deja ver en zonas periurbanas o en aquellas localidades próximas a áreas naturales.
  • Técnicos de Ambiente brindaron algunas recomendaciones para evitar dañar a los animales.
  • Se recuerda que atacar o capturar una especie silvestre deriva en sanciones.

El aislamiento social y preventivo que nos mantiene a todos dentro de casa hizo que el ritmo ajetreado de las ciudades y de los centros turísticos se detenga. La pandemia afecta la salud de las personas y no hay vacuna más efectiva que tomar distancia, refugiarnos y cuidarnos entre todos.

Sin embargo, así como se monitoreó una considerable disminución en las emisiones de dióxido de carbono (CO2) por la gran reducción del tránsito vehicular – entre otras causas que podrían considerarse beneficiosas para ambiente – afuera la vida silvestre no se detuvo y la naturaleza se muestra en escena con animales que aprovechan la ausencia de la gente para explorar el lugar, alimentarse y deambular libremente.

En diferentes partes del mundo se vieron situaciones que tuvieron como protagonistas a especies salvajes circulando por calles despobladas o en el jardín de las propias casas. La provincia de Córdoba no escapa de esta realidad, y en distintos puntos de nuestra geografía, precisamente en pueblos y ciudades cercanas a áreas naturales o reservas se registraron situaciones poco frecuentes referidas a la fauna autóctona.

“La disminución del ruido y la reducción del movimiento de personas en zonas residenciales vecinas a reservas naturales es la oportunidad que facilita que muchas especies circulen por lugares que en otra ocasión no lo harían y como todo ser vivo necesitan, tanto en el campo o la ciudad, de alimentos, agua y refugio”, expresó el secretario de Ambiente de la provincia, Juan Carlos Scotto.

Y agregó: “La fauna silvestre es vulnerable y nuestra legislación es contundente para protegerla. Podemos convivir con los animales silvestres sin afectarlos y es clave seguir en estos casos lo que los expertos en vida silvestre nos indican”.

Recientemente, en el norte provincial, vecinos próximos a la jurisdicción de una reserva natural protegida advirtieron la presencia de un oso melero en la copa de un árbol, algo poco común de observar ya que la población de esta especie es reducida y se encuentra en peligro de extinción en nuestra provincia.

Se dio aviso también de la presencia de zorros próximos a viviendas, se observaron más aves en espacios verdes e incluso en zonas serranas pobladores registraron con sus celulares iguanas, víboras y cardenales, entre otras especies que anteriormente aparecían con menor frecuencia.

En este sentido, debemos saber qué hacer y cómo actuar si nos encontramos cara a cara con la fauna local, qué es lo correcto realizar si vemos una comadreja, un pecarí, una liebre, una corzuela, algún reptil o aves que habitualmente no se ven en el patio de casa o a la vuelta de la esquina. Nuestro accionar ante una situación así es clave, teniendo en cuenta que la fauna silvestre requiere de protección, respeto y cuidado.

Recomendaciones

Los biólogos y especialistas en fauna de la Secretaría de Ambiente solicitan, ante denuncias y avistajes de animales silvestres, no intervenir y seguir algunas reglas básicas:

  • No dañes, no agarres, no atrapes, no traslades ni toques al animal.
  • No te alarmes, deja que el ejemplar siga su rumbo.
  • No lo alimentes ni le des agua.
  • Sé cuidadoso con la disposición de los residuos domiciliarios o con el alimento de tus mascotas, esto facilita que los animales se instalen en ese lugar.
  • Si advertís que está lastimado o enfermo, da aviso a las autoridades ambientales o llama a la policía.
  • Denuncia si sabes que alguien tiene de mascota un animal silvestre.
  • Muchas especies comen insectos, roedores, hojas y frutos, brindándonos un servicio de controladores biológicos.
  • Nuestras especies de la fauna autóctona están protegidas por ley, por lo que tenerlas en casa, trasladarlas o comercializarlas constituye una infracción e incluso podría constituir un delito.
  • Disfrútalos, observándolos y guardando distancia, sacale fotos para compartirlas con tu familia y amigos.
  • Si cumplís con estas recomendaciones estás aportando a mejorar las relaciones entre la biodiversidad y el ser humano, estarás fomentando las buenas prácticas con la vida silvestre y cumpliendo con la normativa vigente.

No al mascotismo

Cabe recordar que en nuestra provincia está prohibido el mascotismo y la comercialización de fauna silvestre. El mejor lugar donde pueden estar los animales es en su hábitat natural. Ante el tráfico de especies realizá la denuncia online y de manera anónima ante la Dirección de Policía Ambiental de nuestra provincia ingresando aquí.