Los residuos generados en los domicilios se componen entre un 30% y un 40% de materia orgánica, por lo que la elección de compostar es una excelente opción para reducirlos. De esta forma, se mejora la calidad del suelo con un producto útil para el crecimiento y se disminuyen las emisiones de gases con efecto invernadero en sitios de disposición final.

El proceso consiste en transformar los residuos orgánicos en tierra rica en nutrientes. El producto final es el compost o abono compuesto que puede ser utilizado por las plantas. Está constituido por materia orgánica estabilizada, es inocuo y libre de sustancias tóxicas.

El compostaje en casa es posible. Para comenzar se debe destinar un recipiente para la recolección de los residuos orgánicos generados en la vivienda. Los encargados del proceso son los macro y microorganismos descomponedores presentes en el suelo, bajo condiciones de aireación, temperatura y humedad controladas.

Pasos:

  • Colocar la materia prima (residuo orgánico) en un recipiente amplio, alternando capas secas (hojas, pasto, yerba, tierra) y húmedas (restos de hortalizas, frutas); es necesario incorporar tierra ya que en ella se encuentran los macroorganismos (como lombrices, insectos) y microorganismos (como bacterias, pequeños hongos) encargados de la transformación de residuos orgánicos en tierra fértil.
  • Controlar que el material en descomposición se encuentre húmedo (entre 50% y 60% del peso del material al inicio del compostaje), de lo contrario no habrá proceso de degradación. Remover periódicamente el residuo para favorecer la incorporación de oxígeno, indispensable para que ocurra el proceso de degradación aeróbica (con presencia de oxígeno) de los residuos.
  • Controlar la temperatura teniendo en cuenta que, a medida que el residuo orgánico se va descomponiendo, aumenta la temperatura dentro del compost, eliminando los microorganismos patógenos que pudiera tener el material de origen.

¿Cuándo estará listo el compost?

Si se inicia en los meses más calurosos del año, el proceso de descomposición será más rápido, estando listo para ser usado en dos o tres meses posteriores a iniciar la práctica. En invierno, tardará aproximadamente entre 4 y 5 meses lograr la obtención de compost, ya que el aumento de temperatura es más lento.

Se podrá observar un sustrato homogéneo (no diferenciaremos los residuos orgánicos colocados en la etapa inicial del proceso), con color café y olor agradable.

Modelo de compostador domiciliario

Se sugiere los siguientes modelos de compostadores domiciliarios, teniendo en cuenta la cantidad de residuo orgánico generado diariamente. Para su construcción se utiliza madera de tarima. Para mayor información, comunicarse al 0351 – 4343310 interno 220. Programa Provincial Fomentando Huertas – Secretaría de Ambiente.