• El ministro de Ambiente de la Nación, Juan Cabandié, arribó a Córdoba para participar de diferentes actividades.
  • Oficializó a guardaparques que estudian en la sede de Embalse y recorrió el Parque Nacional Quebrada del Condorito.
  • El Secretario de Ambiente de Córdoba, Juan Carlos Scotto, fue anfitrión y compartió la agenda con su par nacional.

En el marco de la visita institucional a la provincia de Córdoba del ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Juan Cabandié, su par provincial, Juan Carlos Scotto, y el secretario de Gestión de Riesgo Climático, Catástrofes y Protección Civil, Claudio Vignetta, participó de una agenda de trabajo compartida con el funcionario nacional. Las actividades tuvieron lugar en diferentes puntos del interior cordobés.

Scotto y Vignetta acompañaron a Cabandié y al presidente de Parques Nacionales, Daniel Somma, durante el acto de graduación de la Promoción XXXI de Guardaparques Nacionales que se llevó a cabo en la localidad de Embalse donde tiene sede el Centro de Formación y Capacitación en Áreas Protegidas.

Luego de un año de intensa capacitación, 22 guardaparques, entre varones y mujeres, egresaron y fueron notificados de las jurisdicciones donde prestarán servicios desde el próximo mes de abril con la misión de preservar la biodiversidad y la soberanía del territorio en diferentes puntos del país.

Seguidamente, el secretario de Ambiente de la Provincia acompañó al ministro a la región de Pampa de Achala donde recorrieron el Parque Nacional Quebrada del Condorito junto a una comitiva integrada por intendentes de localidades vecinas y el titular de la Agencia Córdoba Turismo, Esteban Avilés.

“Es un orgullo recibir en nuestra provincia al ministro de la Nación con actividades que nos permiten profundizar el trabajo territorial e impulsar acciones en conjunto.

Los temas ambientales requieren el compromiso de todos, por eso acordar iniciativas entre Provincia y Nación es un paso muy importante”, dijo Scotto.

En la oportunidad, los funcionarios pudieron visitar el Centro de Interpretación, conocer las instalaciones y compartir un momento con los brigadistas y guardaparques que trabajan en este sitio de alta montaña, ubicado en las Sierras

Grandes a 85 kilómetros de la capital cordobesa, considerado además una maravilla natural por resguardar un ecosistema de características únicas en el mundo.