• Se trata de cinco establecimientos que albergan fauna rescatada del mascotismo, el maltrato, los accidentes viales o el comercio ilegal.
  • Ambiente entregó diferentes insumos y productos alimenticios.
  • Los centros y refugios de animales silvestres cuidan ejemplares que no pueden reinsertarse n la naturaleza.

Durante los últimos días, desde la Secretaría de Ambiente de Córdoba se llevó a cabo la entrega de insumos alimenticios a diferentes centros de rescate y rehabilitación de animales ubicados en distintos puntos de la provincia.

Se trata de establecimientos privados habilitados, que en sus instalaciones brindan refugio a diferentes especies de la fauna autóctona que se recuperan tras haber sido rescatados luego de operativos de control contra el comercio ilegal, el mascotismo y el tráfico de animales silvestres.

Estos ejemplares se encuentran allí al cuidado del personal y voluntarios de los establecimientos. Debido a las condiciones del cautiverio a la que fueron sometido, los animales no pueden ser restituidos a su hábitat natural; sea por razones sanitarias o porque sufrieron algún accidente, si se los liberara no podrían valerse por sí mismos.

Las instituciones que han recibido la asistencia son: el Parque Zoológico de la ciudad de Córdoba; Proyecto Carayá, en La Cumbre; Zoológico Tatú Carrera, en Casa Grande, Reserva natural Pumakawa, en Villa Rumipal y Laguna de los Patos, en zona rural de Balnearia, cuyas colecciones abiertas al público cuentan con animales rescatados tras los procedimientos y decomisos de la Dirección de Policía Ambiental.

El aporte de alimentos como semillas, granos, fardos de alfalfa, huevos, carnes, enlatados, verduras, balanceados, entre otros suministros superan el medio millón de pesos y serán destinados a la nutrición de aves y mamíferos. Cabe destacar que esta ayuda se realizó en el marco de la emergencia sanitaria y la cuarentena provocada por el coronavirus.

“Impulsamos la entrega de estas provisiones desde el área de Gestión de Recursos Naturales para apoyar a estas instituciones que están al cuidado de nuestra fauna que fue rescatada en muchos casos tras una infracción que cometen las personas”,  dijo Juan Carlos Scottosecretario de Ambiente de la provincia de Córdoba. Y agregó: “El contexto de la pandemia hizo que los ingresos de estos centros se vean reducidos, ya que muchos se sostienen del turismo y en estos últimos meses debieron cerrar sus puertas al público”.

“Queremos agradecer el apoyo y la donación en alimentos al Gobierno de Córdoba y Secretaría de Ambiente de Córdoba. Su colaboración nos permite seguir sosteniendo a todos los animales que habitan el Santuario”, publicó en sus cuentas oficiales Proyecto Carayá.

Miembros de Pumakawua, en cuyas instalaciones tienen al cuidado pumas, monos, águilas moras, hurones, lechuzones, lagartos overos, jotes y animales de corral también agradecieron la medida de la Secretaría de Ambiente. “Muchas gracias por el aporte de alimentos que nos realizaron. Más allá de atravesar una situación tan extraordinaria como es esta prolongada cuarentena, esto nos ha hecho experimentar un alivio. Los animales están muy saludables, y preparados para el invierno. Trabajar hacia el mismo lado es un sueño”, expresaron.