El secretario de Ambiente, Juan Carlos Scotto, visitó en la localidad de Ticino la “Planta Generación Ticino Biomasa” (GTB), para interiorizarse sobre el trabajo que realizan en el desarrollo de energía a través del acopio de miles de toneladas de cáscaras de maní provenientes de su producción.

La Central Termoeléctrica, de la empresa manicera Lorenzati Ruetsch, opera en base a sus residuos del maní empleándolos como combustible biomásico para generar la energía necesaria para toda su planta y para las viviendas de esta localidad del departamento General San Martín.

Scotto recorrió la planta junto a los ingenieros a cargo quienes explicaron las diferentes etapas del proceso, desde que ingresan los restos de cáscara hasta que se transforma en energía eléctrica. Actualmente, la firma analiza utilizar residuos de maderas derivados de pallets de descarte. Es una de las primeras centrales de producción de energía renovable del país.

“Las acciones en este sentido ayudan a evitar la generación de pasivos ambientales y contribuyen a una Córdoba más limpia y sustentable”, dijo el titular de Ambiente durante la visita. El funcionario remarcó la importancia de la generación de energías renovables y el valor que tienen las inversiones de privados e industrias locales para lograr los objetivos de desarrollo sostenible.

Cabe destacar que, con más de 50 años, esta empresa es considerada uno de los productores de maní más destacados de la Argentina y entre su política ambiental figura también el control de las emisiones de Gases Efecto Invernadero (GEI), calidad del aire, manejo de residuos, tratamiento de las aguas y ahorro energético.

Prototipo de maquinaria

Por otra parte, Scotto se reunió en las instalaciones de la planta mencionada con ingenieros del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) y representantes de municipios interesados en maquinaria para el chipeado de grandes cantidades de ramas y maderas en desuso.

Actualmente, los técnicos del INTI se encuentran en el tramo final para la puesta en funcionamiento de una trituradora, única en sus características a nivel nacional, que permitirá reducir grandes volúmenes de este tipo de residuo y lograr un material que puede ser reutilizado para crear compost, energía renovable o sustrato decorativo.

Esta tecnología podría emplearse para que la industria o los municipios puedan procesar este tipo de materiales, cuya acumulación genera problemas ambientales como posibles incendios, proliferación de roedores, entre otros.

Junto a Scotto, también estuvo presente la intendenta de TicinoLiliana Ruetsch. En la oportunidad, dialogaron sobre los Objetivos de Desarrollo Sustentables para su comunidad.