• La reunión se llevó a cabo en la modalidad virtual, en cumplimiento a la situación de aislamiento social, preventivo y obligatorio.
  • Representantes del COFEMA discutieron políticas federales en materia de residuos.
  • Desechos hospitalarios y domiciliarios fueron los ejes principales en la reunión interprovincial.  

El secretario de Ambiente, Juan Carlos Scotto, participó esta mañana junto al ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Juan Cabandié, de una videollamada en la que también formaron parte representantes de las secretarías y ministerios de diferentes provincias argentinas nucleadas en el Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA).

Cabandié encabezó un diálogo con las autoridades de las carteras ambientales para analizar y discutir estrategias a nivel federal en relación a las problemáticas de los residuos sólidos urbanos y patogénicos, atendiendo el escenario de emergencia en materia sanitaria derivada de la pandemia por la enfermedad coronavirus (COVID-19).

La reunión de trabajo interprovincial giró en torno acciones articuladas entre el Ministerio de Ambiente nacional con las provincias en relación a las capacidades en el tratamiento de los residuos hospitalarios. Ante la pandemia, el sistema médico demanda mayor cantidad de insumos que al ser descartados se consideran desechos peligrosos y requieren de un tratamiento especial.

«La solidaridad, el espíritu colaborativo y el trabajo organizado entre los colegas provinciales es lo que impera en COFEMA. Seguiremos trabajando para estar atentos a cualquier problemática o necesidad que pudiera surgir en las diferentes temáticas que nos ocupa, tales como los diferentes tipos de residuos, su tratamiento y destino final. También, ante este contexto excepcional que atravesamos estamos mediante el Centro de Operaciones de Emergencias (COEprovincial en permanente diálogo con nuestros municipios”, expresó Scotto.

En ese sentido, días atrás la cartera que conduce Cabandié, mediante el comité de crisis creado en la órbita de la Secretaría de Control y Monitoreo Ambiental, resolvió activar junto con las autoridades provinciales, entre ellas Córdoba,  a través del COFEMA, el protocolo de respuesta ante eventuales incidentes o necesidades en el manejo de sustancias y residuos patogénicos que pudieran tener lugar en este contexto sanitario.

Asimismo, durante el encuentro se abordaron las problemáticas derivadas de los residuos sólidos urbanos, con especial énfasis en la dimensión humana y social de su gestión. Por ello, se avanzó en la posibilidad de articular políticas a nivel federal a fin de cuidar a los recuperadores urbanos y a los trabajadores de las empresas recolectoras de residuos.